VOLVER

Vestimenta Formal

Verano

Verano e invierno no son sinónimos. Por eso para todos los hombres les hacemos saber que es mejor estar preparados para un evento en verano con un traje que sea de temporada y no vestir un traje que a todas luces grita invierno. Y es que ir a una fiesta en verano con un sobretodo y morirte de calor es lo mismo quiere decir que no elegiste bien ni la tela ni el color ni el momento adecuado para usar ese conjunto.

Así que si no sabes qué es lo que debes usar para la temporada primaveral en trajes, acá te traemos los 3 trajes indispensables que podrás usar con toda seguridad y sin pensar que estás fuera de moda.

El traje blanco: Mucho cuidado porque no se puede abusar de este tipo de trajes.  El detalle del cuello moderno es importante y combinado con una buena camisa y una buena corbata se logra un estilo impecable.

Luego tenemos el traje de color acero. Este traje es de diseño moderno y es ideal para usar con una camisa de color ligero.

Por último tenemos el traje color beige, infaltable de la época de verano. Para aquellos que no se atreven a arriesgarse a tanto, es el mejor de los 3 trajes para usar.

 

Invierno

La camisa blanca es el denominador común en todos los armarios de un hombre. Es una pieza que todo hombre debe poseer. Como base para cualquier buena vestimenta la camisa blanca es irónicamente la mayoría de las piezas “preciosas” de ropa de un hombre.

Las camisas que propone este otoño invierno 2009 se caracterizan por tener cuellos pequeños y pliegues y detalles en la parte frontal.

Hay una clara tendencia en los trajes para hombre invierno 2009. Predominan telas con brillo y es una tendencia muy elegante. Este brillo sutil parece apropiado para el invierno ya que le da cierta calidez a la prenda.

El color predominante de los trajes es el azul, y se vieron excelentes combinaciones de telas, opacas y levemente brillantes, lo que combina armoniosamente sin llegar a lo excesivo.

Si te gusta esta tendencia, ten en cuenta que el brillo de las telas debe ser sutil, si exageras, seguramente se verá mal y de mal gusto.

También se viene el estampado escocés en vibrantes colores como el rojo y el naranja mezclados con tonos terrosos como el verde y marrón. Los tejidos vistos en las colecciones presentan interesantes patrones.